Sugerencias en centro y formación

jueves, 10 de mayo de 2018

Cursos en el extranjero, como reclamar en caso de descontento

Un padre que había contratado para su hija de quince años un curso de idiomas en Estados Unidos y descontento con el mismo nos mandaba hace unos días un email señalando su descontento con la falta de profesionalidad de la compañía.

Clase en malas condiciones

Entre sus quejas indicaba que dos días antes de partir a Estados Unidos, todavía no conocían la familia con la que iba a vivir su hija. Ante este hecho, el padre solicitó la devolución del importe dl curso, a lo cual se negaron aunque inmediatamente procedieron a asignarles una familia. Pero aquí no acabaron los dolores de cabeza.

Llegados al aeropuerto se encontraron con que una sola monitora debía controlar a treinta y seis niños.

Afortunadamente la familia que le tocó a su hija era encantadora, pero su hija tuvo que compartir una pequeña habitación con una sola cama con otra chica francesa, teniendo que dormir en un colchón hinchable que había facilitado a la familia la organización del curso (jocosamente los de la organización le indicaron al indignado padre que se trataba de un colchón muy ergonómico…).

Pero aquí no acaba todo, durante la primera semana de estancia, su hija solo pudo asistir al curso durante dos de los cuatro días de clase previstos. Además, siendo un curso internacional, la mayoría de los alumnos eran españoles. Durante la última semana, algunos niños fueron trasladados a las instalaciones del curso en coche (algunos de ellos incluso en el maletero), porque la ruta no había pasado a por ellos.

Por muchas explicaciones que este indignado padre ha pedido a la compañía organizadora del curso, no ha recibido respuesta alguna… ¿qué hacer en estos casos?

Cómo reclamar si estamos descontentos con un curso


En primer lugar deberemos dirigirnos a la organización del curso por escrito, presentando una reclamación en la que se exponga clara y detalladamente todos los incumplimientos y reclamando una indemnización.

Aunque lo ideal sería llegar a un acuerdo con la empresa, si esto no es posible, deberemos solicitar una Hoja de Reclamaciones, indicando en ella nuestra queja y adjuntando una copia de todos los documentos que dispongamos del curso (folletos, publicidad, programa del curso, contrato, justificante del pago, justificantes de las reclamaciones, etcétera).

Si esto sigue sin provocar el efecto deseado, podemos intentar realizar un arbitraje de consumo y, si la empresa organizadora no se somete al mismo, el último recurso es presentar una demanda judicial, que si la cantidad demandada es inferior a dos mil euros, puede presentarse sin necesidad de abogado ni procurador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario